Home » Blog » 5 ideas para aprovechar el aguinaldo

5 ideas para aprovechar el aguinaldo

En los próximos días todo trabajador dependiente formal, público o privado, debería estar recibiendo su aguinaldo. Pero antes de que ese dinero llegue a tu bolsillo, vale la pena planificar cómo usarlo en pos de tus objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Repasemos brevemente qué es el aguinaldo, para luego ver algunas ideas de qué hacer con ese dinero.

¿Qué es el aguinaldo?

Conocido legalmente como sueldo anual complementario, hace ya un tiempo que se abona en dos tandas, una mitad en junio, y la restante en diciembre.

En cuanto a monto, se encuentra muy próximo a un sueldo mensual. En diciembre lo que vas a recibir es un medio aguinaldo, la mitad de ese sueldo extra, y tu empleador debe hacer efectivo dicho pago antes del día 20.

El aguinaldo también se recibe al finalizar un vínculo laboral, ya sea por renuncia o despido. En tal caso, tenés derecho a recibir lo que hayas generado hasta el momento de la desvinculación. Solo en aquellos casos donde la relación termina por notoria mala conducta es que se pierde este derecho.

Veamos a continuación algunas ideas de qué hacer con ese dinero.

Cancelar deudas de consumo

Si estás pagando el mínimo en tus tarjetas de crédito, o si directamente las dejaste de pagar, usar este dinero para ponerse al día es una muy buena cosa. Tanto las tasas de financiación como las de mora son altísimas (90% y 100%, respectivamente, tomando como ejemplo una tarjeta VISA emitida por uno de los principales bancos de plaza).

Misma lógica para cualquier préstamo personal que tengas, ya sea con bancos o financieras. Incluso si estás al día, el aguinaldo puede ayudarte a reducir o eliminar estas deudas, con el consiguiente ahorro de intereses. Para tener una referencia, la tasa de interés de un préstamo personal a 12 meses en el principal banco de plaza es 32% (39% sin retención de sueldo). Y esto sería un crédito “barato”, ni que hablar lo que se paga por préstamos a sola firma en una financiera.

El razonamiento en ambos casos es que no tiene sentido pensar en ahorrar o invertir si estás cargando una mochila de deudas. Ninguna inversión de riesgo bajo/moderado te va a pagar una tasa parecida.

 Comenzar (o completar) tu fondo de emergencia

Tener reservado dinero para hacer frente a eventos inesperados sin necesidad de endeudarte es de suma importancia para tus finanzas. Un fondo de emergencia te permite mantenerte a flote cuando las cosas se ponen difíciles, y enfrentar una situación adversa con mayor tranquilidad. Lo que se busca con esto es no comprometer tu estilo de vida, tener un colchón al cual recurrir para que un contratiempo transitorio no afecte de manera permanente tus finanzas si la única solución para resolverlo es endeudarte.

Como ya te sugerimos en otras entregas, tu fondo debería cubrir al menos tres meses de tu presupuesto personal/familiar, siendo seis meses lo más recomendable.

Si ya tenés tu fondo implementado y completo, excelente. Si aún no lo hiciste, usar parte del aguinaldo para comenzar a construirlo es otra muy buena idea. Y si tuviste que usarlo para arreglar esa pérdida en el baño o cambiar la heladera, destiná parte del aguinaldo para llevarlo nuevamente a su monto objetivo.

Te invitamos a leer el artículo donde hablamos de este tema. En particular, tomá nota de las opciones disponibles para mantener ese dinero a resguardo de la inflación sin sacrificar disponibilidad (y con algo de rentabilidad).  

Ahorrar para el pago inicial de un inmueble

Cuando alguien compra un inmueble, y en especial en el caso de un primer hogar, es muy probable que deba recurrir a un préstamo hipotecario. En la mayoría de los casos, el banco que otorga el préstamo no financia el 100% del inmueble. Hay una porción –que por lo general ronda entre un 10% y 20% del precio de compra- que se espera se haga cargo el comprador.

Para efectuar este pago inicial la mayoría debe ahorrar durante varios meses o incluso años, y es una precondición para que te otorguen el préstamo. Considerá además que la compra de un inmueble acarrea también gastos administrativos e impositivos. O sea que, para un propiedad que vale USD 100.000, el banco podría llegar a prestarte USD 90.000, los otros USD 10.000 los tenés que poner vos. Además, deberías disponer de otros USD 5.000 para esos otros gastos asociados.

Una opción donde ir acumulando este ahorro y que no pierda poder de compra es el programa “Yo Ahorro” del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU). Esta cuenta de ahorro previo en Unidades Indexadas se abre con UI 1.000 ($5.145 al 2 de diciembre de 2021) y luego requiere de depósitos mensuales de, al menos, UI 500. Para recibir los beneficios de este programa (bonificación en la tasa del préstamo, una mayor financiación, entre otros), la cuenta tiene que haber registrado por lo menos 18 depósitos mensuales, en un período de hasta 24 meses, y en los meses inmediatos previos a la solicitud de préstamo.

Pero es una opción, usar dicha cuenta para generar este ahorro no te obliga a solicitar luego el préstamo hipotecario con el BHU. Es otra buena alternativa de qué hacer con parte del aguinaldo, una cuenta sin costo y en Unidades Indexadas. Si te interesa conocer más sobre las bondades de la UI, te recomendamos leer “¿Qué es la UI, y por qué podría resultarte una buena aliada?”, artículo que publicamos hace unas semanas.

Invertir

En el blog hemos dedicados varias entregas a presentarte diferentes alternativas de inversión. Renta Fija y Renta Variable. Letras, Bonos, Notas, Acciones, Fondos de Inversión, Fondos Cotizados, etc. Te invitamos a leer estos artículos.

La pregunta que tenés que hacerte es ¿cuáles son los instrumentos que mejor se adecúan a mi situación y objetivos? Si bien puede servirte de referencia lo que otra persona está haciendo, su selección de instrumentos posiblemente no sea la que mejor se ajuste a tu realidad.

Pensando en los que están dando sus primeros pasos y viven el día a día en Uruguay, alguna de las alternativas de inversión en UI que ya presentamos son interesantes. Complementariamente, y del lado de la renta variable, comprar un fondo indexado al S&P 500 apuntando al largo plazo y como modalidad de inversión habitual, también puede ser algo a explorar.

Cancelar anticipadamente un préstamo hipotecario

La principal ventaja de cancelar un préstamo hipotecario anticipadamente, parcial o íntegramente, es el ahorro en intereses. ¿Cómo es esto?

La mayoría de estos préstamos tienen un esquema de amortización francés, esto es, una cuota fija compuesta por intereses y capital. Bajo este esquema, las primeras cuotas tienen un alto porcentaje de intereses, y muy poco de capital. Cuando anticipas pagos lo que estás haciendo es reducir el capital pendiente, acortando el plazo de repago y generando un ahorro en los intereses. Si seguís estrictamente el calendario establecido en un préstamo hipotecario a 25 años, muy posiblemente vas a terminar devolviendo el doble (o más) del monto que recibiste.

Algunos bancos no dejan pre-cancelar hasta pasados una cierta cantidad de años luego de tomar el préstamo. Otros te exigen que el pago ascienda a una determinada cantidad mínima, e incluso te penalizan. Difícil que el dinero de un aguinaldo mueva la aguja en montos grandes, pero podés reservarlo a cuenta de seguir ahorrando con miras a una futura pre-cancelación.

¿Qué hago entonces?

Las anteriores fueron solo algunas sugerencias. Puede ser también una oportunidad para invertir en formación, algo que en el futuro te redunde en un mejor salario. Y obviamente, también usar parte de este dinero para darte ese gusto que estás postergando.

Te recomendamos que vayas pensando qué hacer con ese dinero en estos días que quedan. Lo ideal es tener un plan antes de recibirlo.

2 thoughts on “5 ideas para aprovechar el aguinaldo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.